Biografía

Emilie era una consumada y trabajadora chef de pastelería en una cocina muy concurrida de un famoso restaurante de Montreal. Desarrolló una carrera cada vez más destacada en la cocina bajo la tutela y dirección del chef ejecutivo, Giovanni Apollo, y más tarde, en un premiado “mejor restaurante” en Dubaï. Ella trabajó duro y disfrutó de muchos éxitos en esa carrera. Sin embargo, se sentía cada vez más insatisfecha en la cocina al darse cuenta de que echaba de menos la interacción con la gente.

Más tarde se dio cuenta de que en realidad quería una carrera y un papel para proporcionar apoyo y sanación a las personas necesitadas.

Desde entonces ha desarrollado una ardiente pasión por los efectos terapéuticos y la práctica del reiki, un magnífico instrumento que promueve la realización física, psíquica y espiritual. Además, después de haber consultado a practicantes de reiki y haberse beneficiado de las interacciones terapéuticas, ella misma es muy consciente de la efectividad del reiki. Al entrenarse para convertirse en maestra de reiki y a través de una práctica diligente, Emilie ha desarrollado su facultad oculta de clarividencia, lo que la convierte en una sanadora empática que tiene la facilidad de sentir el dolor emocional de los demás, incluyendo agitación, alegría y felicidad.

Ahora hace lo que más le gusta: ayudar a la gente a través del reiki, viajar por el mundo, practicar yoga y comer postres.

“Principalmente he recibido reiki a muy larga distancia, después de haber hecho mis ejercicios nocturnos de qi gong y antes de irme a dormir. Como practicante regular de qi gong desde hace un par de años, encuentro que el reiki activa y armoniza el qi de una manera maravillosamente relajante y tranquilizadora, y me ha ayudado a dormir profundamente incluso cuando estoy con jetlagged o estresadp”.

Paul M. KarlssonEstudiante de doctorado en filosofía

“Emilie es una persona hermosa con gran sensibilidad. Pude sentir los beneficios del Reiki muy rápidamente. Ella siempre está escuchando mis necesidades y es muy profesional”.

Marisol MartinezProfesora de ballet clásico

“Recibí un tratamiento de Reiki para aliviar la opresión en mi pecho y garganta relacionada con la ansiedad. Los síntomas aparecieron después de una conmoción cerebral. El cuidado proporcionado alivió las tensiones y mejoró la calidad de mi sueño. Me permitió volver a mis actividades habituales. Este cuidado ha sido un elemento importante en mi recuperación. ¡El cuidado de Emilie fue de gran ayuda!”

Michelle BeauvaisRelación terapeuta-humano

Tal vez sólo haya un curador: ¡Amor!

Cuando me encierro, me siento separado de los que me rodean y de los acontecimientos de este mundo. Por otro lado, cuando estoy más abierto y atento a los demás, me siento más cerca de ellos y siento, en cierto modo, un sentido de unidad. La experiencia me demuestra que el amor sana precisamente porque induce esta sensación de unidad y que el reiki mismo constituye una expresión de este amor.